Desarrollo del Programa

El primer paso en el proceso es desarrollar un programa. Este consiste en algunos pasos que teinen por resultando en documentos que contienen metas y objetivos. También produce en una lista de elementos del proyecto y una descripción de esos elementos. Esta descripción subraya las relaciones entre los elementos (Figura 4.1.1).

4.1.1: Diagrama en forma de árbol del desarrollo del programa.

4.1.1: Diagrama en forma de árbol del desarrollo del programa

El desarrollo del programa comienza con la preparación de una definición de metas y objetivos. Las metas y objetivos toman en cuenta las necesidades del usuario, las cuales son convertidas en importantes elementos de planificación tales como el número de unidades de vivienda, ubicaciones para un acceso principal y el número y tamaño de instalaciones comunitarias. Por ejemplo, 100 unidades de vivienda, dos puntos de acceso viniendo de la carretera, y una escuela elemental son todos ejemplos de normas o estándares los cuales tienen que desempeñar los elementos de planificación. Las metas del proyecto y sus objetivos también establecen las normas cualititavas de cada elemento. (por ejemplo, se debe especificar que las 100 unidades nuevas de vivienda serán especialmente seguras y de bajo costo).

Pero las metas y objetivos nunca se desarrollan en el vacío. Se desarrollan en conexión con un sitio específico, con todas sus limitaciones y posibilidades. Por eso, se deben tener presente esas características del sitio o de terreno durante todo el proceso, refinando la planificación a medida que se aprende más con cada paso. Sin embargo, se debe recordar que la planificación de sitios es fundamentalmente un plan para producir cambios en el ambiente físico. Esto trae tres consideraciones que afectarán el desarrollo de metas y objetivos:

  • los propósitos para los cuales los cambios se implementan,
  • los factores (físicos, sociales, culturales, ambientales, etc.) que afectan el sitio y
  • los efectos que los cambios tendrán para el futuro del sitio.

Primero, se describirá en términos generales como se prepara una definición de metas y objetivos. El propósito mismo del proyecto ayuda a definir esa afirmación. Por lo tanto, se ha incluido la discusión del propósito en la sección de metas. Después de la explicación de la interacción de metas y objetivos se han incluido secciones separadas de factores y efectos para ayudar a considerar más en profundidad cómo estas se relacionan e interactúan con el desarrollo de metas y objetivos.

Preparando una Definición de Metas y Objetivos

Metas. Las metas son definiciones o conceptos generales que se derivan del propósito o de la intención del proyecto. Los propósitos del proyecto explican las razones por las cuales el proyecto se está llevando a cabo. Estas están típicamente unidas a las necesidades humanas. Considere los siguientes propósitos:

  • Para albergar personas
  • Para construir instalaciones que crearán conexiones entre comunidades y facilitarán transporte dentro de la misma comunidad
  • Para construir una represa para el abastecimiento de aguas

Los propósitos también pueden tener intenciones más amplias. Considere lo siguiente:

  • Proteger el medio ambiente
  • Evitar las inundaciones
  • Salvaguardar especies en peligro

Casi todos los proyectos tienen propósitos múltiples. Ellos usualmente se expresan más específicamente en las metas del mismo. Una meta describe el camino o dirección que un proyecto tomará para alcanzar sus propósitos o resolver un problema.

Ejemplos de metas son:

  • Proveer viviendas seguras (una expresión más específica de "Albergar personas")
  • Crear un ambiente físico que conduzca a la interacción de comunidades (una expresión mas enfocada de "Construir complejos que crean conexiones")
  • Proteger el hábitat natural de la destrucción humana (unido a la meta de "Salvaguardar las especies en peligro")
  • Reducir la contaminación que proviene del escurrimiento del arroyo cercano (una expresión más específica de "Proteger el medio ambiente")

Objetivos. Los objetivos son los bloques que construyen las metas. Son las definiciones específicas de metas, que se alcanzan en la práctica y usualmente son cuantificables. El alcanzar metas específicas es una manera de medir el progreso hacia los objetivos. Los objetivos, en otras palabras, marcan claramente la cantidad de puntos que aparecen en el camino para alcanzar las metas. Los objetivos también implican el criterio que se utiliza para medir los pasos. En resumen, las metas son definiciones generales, los objetivos son pasos específicos y los criterios son medidas o maneras de cómo medir los logros.

Considere el siguiente ejemplo:

  • Meta — Proveer más viviendas
  • Objetivo — Construir 100 viviendas nuevas
  • Criterios — Número de viviendas construidas

4.1.2: Diagrama de flujo de metas y objetivos.

4.1.2: Diagrama de flujo de metas y objetivos

La interacción de metas y objetivos. En la práctica, las metas son usualmente más complejas y multifacéticas que una simple definición como "proveer viviendas seguras." Las metas complejas tienen que reducirse a objetivos específicos antes de que se prepare cualquier plan realista. A veces este paso viene a ser el más dificil en el proceso de planificación porque incluye un asesoramiento de los factores y efectos (ver abajo) de los sitios específicos que están siendo planificados. Más aún, la relación entre metas y objetivos está compuesta por el hecho de que los objetivos múltiples pueden servir una meta singular, o metas múltiples pueden ser servidas por un solo objetivo (Figura 4.1.2). En el proceso general del desarrollo de la planificación de sitios, las metas principales y objetivos se refuerzan una a otra. Por ejemplo, el evitar construcciones en terrenos de una pendiente alta (un objetivo que cumple con la meta de proveer viviendas seguras) puede también proteger la vegetación en esa pendiente, estabilizarla y prevenir que las áreas con suelos pobres sean perturbadas siendo estos objetivos merecedores de sí mismos.

Consideremos una meta compleja, una que enfatice la vivienda:

Una meta de este proyecto es diseñar una comunidad residencial que satisfaga las funciones básicas humanas y sociales, tales como viviendas seguras, complejos públicos adecuados, y de fácil acceso a áreas para recreación e interacción social. Dentro de esta comunidad, se dará atención especial a:

  1. Proveer viviendas para servir a miembros de familias con necesidades económicas diversas al mismo tiempo que proveer oportunidades para esos intereses similares y patrones de actividades para localizar en proximidad a cada uno en pequeñas áreas.
  2. Mantener o restaurar la viabilidad de áreas residenciales desarrolladas con respecto a viviendas de calidad, infraestructura y lel atractivo general del área para una inversión privada continua;
  3. Preservar culturalmente elementos significativos de la comunidad;
  4. Hacer áreas seguras y de acuerdo con los estilos de vida y valores de los residentes;
  5. Hacer las localidades de casas accesible a las rutas principales de transporte; y
  6. Asegurar que las densidades y la dispocisión de los sitios son de energía eficiente, ambientalmente aceptables, efectivos en costos, y visualmente atractivos.

Ahora imagínese que simplifica la meta de arriba y las descripciones específicas de la misma, (como se hizo en los puntos 1 al 6) desarrollando objetivos medibles específicos. ¿Cómo se medirían esos objetivos y por lo tanto las metas? Esto se hace mediante el desarrollo de creterios de medido. La unidad de medida en los criterios varía dependiendo de la meta y del objetivo. Si la meta es acerca de unidades de vivienda y el objetivo es de 100 unidades, el criterio sería de cuantas de esas 100 unidades planificadas son realmente construidas. Si la meta es acerca del estilo de vida, los criterios considerarían el segmento de la población afectada por la meta. Por ejemplo, hay que considerar la meta (punto 4 de arriba):

Haciendo áreas seguras que se aplican a los estilos de vida y valores de los residentes.

Asuma que se está evaluando lo que es importante para los niños que vivirán en la urbanización. Si el plan no hace provisiones adecuadas para la capacidad de la escuela, entonces no importa cómo sea de la vivienda, el plan no sería considerado un éxito. Proyectando adecuadamente edad escolar de la población como también haciendo provisiones para escuelas y complejos recreacionales en los objetivos del plan el cual ayudará a determinar si el desarrollo puede tener éxito en un largo plazo. Los objetivos adecuados para esta meta pueden ser los siguientes:

  • Proveer dos nuevas aulas de clase para acomodar el crecimiento en la población infantol.
  • Proveer una escuela a una distancia que se pueda caminar.
  • Proveer un acceso seguro a las escuelas de manera que los niños no tengan que cruzar rutas de tráfico principales.

Tabla 4.1.1. Ejemplo Ilustrativo de Metas, Objectivos, y Criterios.

Tabla 4.1.1. Ejemplo Ilustrativo de Metas, Objectivos, y Criterios

El criterio para medir el logro o fracaso de un plan dependerá de las respuestas a preguntas tales como: ¿Se han construido ya las nuevas aulas? ¿Está ubicada la escuela a una distancia donde se pueda llegar caminado y que esté a menos de medio kilómetro de distancia? ¿Pueden los niños de las nuevas viviendas caminar a la escuela de manera segura sin cruzar rutas de tráfico principales? Estos son los tipos de criterios en los cuales los logros del plan se medirán. Si cualquiera de estos criterios indica que no hay manera posible de alcanzar esa meta (por ejemplo, no hay manera para acomodar el número de niños en edad escolar proyectada) se necesitará redefinir las metas de modo que cambie el número de viviendas y por lo tanto, el número de residentes, la cantidad potencial en la población de niños (por ejemplo, el poner al lado viviendas para asilos de ancianos), o encontrar otras maneras para alcanzar las metas. En todo caso, el desarrollo de metas y objetivos trabajan juntos para determinar el criterio para medir el logro de la planificación de sitios (Ver Figura 4.1.3).

No es suficiente el solamente hacer una lista de metas sino que estas tienen que estar aseguradas por un análisis de lo que significan. El desarrollar objetivos ayudará a hacer eso. Ellos determinan los pasos para alcanzar las metas presentadas en el programa de desarrollo.

Incorporación de Otros Factores

Las metas y objetivos también toman en consideración otros factores. El enfoque ha sido puesto en factores naturales y el riesgo de habitación humana. A estos, se les agrega otra problemas especificos de cada sitio. Por ejemplo, un sitio puede tener importancia histórica que requerirá reconfigurar el plan del sitio. Algunas veces estos factores son implícitos y no se presentan claramente o evalúan y pueden conllevar a una planificación inadecuada.

Cada sitio es único y este hecho no viene solo de una característica física sino también de su relación con su alrededor. Nunca se dice que dos sitios son idénticos y cada sitio se dice que contiene algo único o distinto. No es coincidencia que algunos (Lynch 1962) hayan mantenido que el uso de la palabra sitio debe tomar el mismo nivel de complejidad que el concepto "persona": aunque se puede considerar individuos en términos generales, cada uno tiene una complejidad única para eso en individual, parecido a la impresión digital o ADN. Se tiene la obligación de preservar y proteger esta esencia del sitio a través de la planificación de sitios.

Además del carácter, un sitio también tiene significado y propósito, los cuales tienen que ser entendidos no solo por sus limitaciones prácticas que los identifican, sino porque estos pueden revelar nuevas oportunidades. Por ejemplo, un área específica de inundación en temporadas secas puede servir como una necesidad y una zona recreacional. En otras palabras, no importa que innovadora o única sea la planificación de sitios, ésta siempre tiene que mantener una continuidad física y natural con su entorno.

Los Efectos de los Cambios en el Futuro del Sitio

Una planificación de sitios es un plan para alterar el sitio— cambiarlo físicamente. Cada sitio ha tenido una larga historia de alteraciones, algunas hace miles de años atrás. Los cambios vistos en la planificación de sitios son todavía una alteración más. La capacidad de un sitio para aguantar nuevos cambios está determinada por su historia y los efectos acumulativos de todos estos cambios, incluyendo los propuestos por la planificación de sitios.

Los cambios al sitio pueden ser hechos por el hombre, producidos por una nueva tecnología (caminos, por ejemplo) o un cambio cultural (deforestar áreas plantadas para lugares de reunión de la comunidad es un ejemplo). Muchos más cambios pueden ser relasionades con a factores naturales, como los potenciales terremotos y deslizamientos de tierra. Cada uno de estos factores altera el sitio en diferentes maneras y a diferentes rangos. Algunos pueden afectar el sitio gradualmente, mientras que otros lo afectarán inmediatamente.

La importancia que uno le da a cualquier factor es proporcional a su impacto en la habilidad del sitio de soportar los cambios. Hasta cosas como ciclos climáticos globales (como El Niño y La Niña) han desequilibrado la inundación y el impacto de la erosión del suelo en el mismo sitio a través del tiempo. En otras palabras, aunque la planificación de sitios es un plan para alterar las características físicas del sitio, estas mismas cambian por si mismas. Por ejemplo, si un acantilado en la costa ha estado erosionando a la velocidad de un metro por año o una falla de terremoto se ha estado moviendo un centímetro al año, ninguna cantidad de planificación de sitios puede parar el curso de la naturaleza. Aunque si puede evitar que haya desastres. El entender y acomodar estas alteraciones continuas son pasos esenciales en una planificación de sitios para un desarrollo sostenible del sitio.

No menos importante es el entender el impacto de los cambios del sitio propuestos en la sostenibilidad del sitio. ¿Cómo afectarán los cambios el sitio en un futuro? ¿Pueden estos ser medidos o predichos? Sin duda es difícil predecir todos los efectos, y es aún más difícil el predecir más adelante en un futuro. Sin embargo, para algunos cambios, es posible estimar la magnitud de algunos impactos. Por ejemplo, aunque el clima cambia muy suavemente en términos globales, es posible predecir niveles de agua, magnitudes de inundaciones, e impactos en las feuntes de agua dulce en una escala local. A través de amplios análisis, se puede proyectar la cantidad de erosión o sedimentación en un sitio dado por la pérdida de vegetación y un acrecentamiento de superficies impermeables. Dichas consideraciones comienza a ser pensalas durante el desarrollo del programa.

Previa    Siguiente