El Plan Funcional

El próximo paso es usar el plan conceptual para delinear la ubicación de varios componentes claves en un plan funcional. La idea de esto es marcar ampliamente las áreas que serán utilizadas para categorías generales de urbanización para que usted pueda trazar los detalles de las calles individuales, los lotes y edificios en sus áreas respectivas.

Acceso

El comienzo en este proceso es diseñar un sistema de circulación dentro del sitio, el cual concuerda con las dificultades y oportunidades expuestas en el plan conceptual. El primer paso para esta parte del ejercicio en particular, es determinar el punto de acceso más lógico hacia el interior del sitio, ya que este terreno está ubicado al este de la ciudad, y dado que fue el crecimiento de la misma que presentaba la urbanización más atractiva inicialmente. Ya que hay una autopista actualmente en el costado oeste del terreno, el perímetro occidental es obviamente la elección para el punto de acceso. Pero, ¿dónde? Afortunadamente, hay pocas dificultades ambientales en ese lado del sitio. La mitad occidental del terreno contiene también la mayoría de la tierra urbanizable. La decisión más natural, descartando cualquier dificultad en tomarla, es ubicar la entrada de la autopista más o menos al centro del borde oeste del lugar, para que así, moviéndose hacia el este, esta calle principal pueda servir como orientación central para la urbanización dentro del terreno. En el costado este, puede tomar una curva nororiental para evitar el borde del arroyo y proveer para la urbanización residencial que se mantiene con posibilidad en el estrecho noreste del terreno, entre el bosque y el arroyo.

5.2.1: Mapa que incluye el diseño de camino.

5.2.1: Mapa que incluye el diseño de camino

Ya que la mayor parte del terreno, a parte de los cerros en el extremo sur, se inclina suavemente hacia el este, es relativamente fácil diseñar una serie de calles mayormente rectas a lo largo de una orientación norte-sur (Figura 5.2.1) Siendo una cuadra de ciudad comúnmente de unos 200 metros de largo, no habrá necesidad de cruzar esas calles residenciales con pasajes este-oeste adicionales. Si usted se mueve 200 metros en cualquier dirección de la calle principal, usted llegaría, si no es al final del sitio, a los límites de la tierra urbanizable dentro del mismo. El plan más útil, en cambio, sería posiblemente el de proveer una calle de orilla, por ejemplo, al pie de los cerros del sur y siguiendo sus curvas, para permitir que los vehículos entren y salgan de las calles en el lado residencial sin tener que dar la vuelta. Una calle esteoeste parecida en el extremo norte podría terminar en el costado oeste del bosque, con calles "sobrantes" sin salida, más cortas, extendiéndose hasta la frontera sur del bosque, posiblemente terminando en callejones sin salida. Algunas de estas calles serían bien por debajo de los 100 metros de largo en ambas direcciones de la calle principal. Cuando usted dibuje esto, podrá ver que este patrón global presenta tres calles residenciales mayores extendiéndose al norte y al sur de la calle principal y cuatro o cinco más cortas.

Sin embargo, la preocupación con el acceso no debe terminar con las calles. Los senderos peatonales pueden extenderse fuera de las calle residenciales y sobre la grama a lo largo del arroyo y más allá del mismo, entrando al hábitat salvaje y al espacio abierto que rodea la laguna. Además de eso, usted podría considerar extender algunos caminos dentro del bosque para proveer a los residentes acceso a las áreas naturales. El acceso peatonal incluirá también aceras a lo largo de las calles, pero los detalles sobre el diseño de las aceras puede ser reservado para una etapa posterior del proceso de planificación.

Parques

5.2.2: Mapa que incluye los parques.

5.2.2: Mapa que incluye los parques

Aunque hay una buena parte de espacio abierto en este terreno, mayormente por las dificultades ambientales que presenta, este espacio abierto no provee automáticamente el tipo de espacio recreacional que los residentes de un área a menudo desean, especialmente para sus hijos. Parques de menor tamaño dentro del terreno pueden servir como área de juego, diamantes de baseball u otras formas de recreación activa que dan realce a la vida en un vecindario. El lugar más lógico para un parque grande (de una a dos hectáreas de tamaño) es a lo largo de la calle principal del terreno, para maximizar su accesibilidad, probablemente en algún lugar en el medio del sitio para ponerlo dentro de una distancia de un máximo de 300 metros de casi todos los residentes (Figura 5.2.2).

Sobre el costado oeste del terreno, más fuertemente urbanizado, el cuál está más alejado del espacio abierto que conserva las principales atracciones naturales, un par de parques pequeños (del tamaño de algunos dos o tres lotes) pueden ser ubicados a lo largo de las calles residenciales. Si uno está ubicado al norte y el otro al sur, este último puede estar al final de una de las calles residenciales con una vista directa a los cerros hacia el lado sur, aumentando así los beneficios estéticos de tener ese determinado parque pequeño. El parque pequeño hacia el norte podría estar mejor ubicado a manera de que se pueda obtener una vista del bosque.

Otra oportunidad se presenta con los alrededores de la laguna. Si el sistema de circulación que usted diseñó puede incluir un puente peatonal de madera sobre el arroyo, un camino puede llevar a la laguna, y algunas instalaciones de parque apropiadas — por ejemplo, una carpa o áreas de picnic — pueden ser construidas allí para ofrecer a los residentes con diversión exterior adicional. Planear un pabellón cerca de la laguna podría aportar una instalación comunitaria vital. Tales planes, sin embargo, deben respetar el área del hábitat para vida salvaje al limitar los efectos que estos tengan sobre la tierra. De hecho, por esta razón, usted puede decidir no extender ninguna calle pasando el arroyo.

Usos Cívicos e Institucionales

Algunos usos cívicos e institucionales deben ser incluidos a lo largo de la calle principal para satisfacer las necesidades de los residentes. Las escuelas son la necesidad más obvia aún más que el parque. Estas deben ser céntricas y de fácil acceso para todos los residentes. Para mantener su tamaño a uno que sea razonable, puede ser que se necesite construir más de una para cuando esta urbanización esté completa, sin embargo, los márgenes para el tamaño de escuelas no serán uniformes a través de la región. Haga de cuentas que dos escuelas primarias y una escuela secundaria serán esparcidas por el terreno en este caso, siendo la secundaria la más céntrica en todo el sitio, con dos espacios reservados para la construcción de las escuelas primarias en ambas mitades, norte y sur, de la urbanización.

5.2.3: Mapa de instalaciones cívicas e institucionales.

5.2.3: Mapa de instalaciones cívicas e institucionales

Cabe notar que en la práctica esto variaría. En algunas áreas de la región, por ejemplo, muchas escuelas operan con tres tandas (mañana, tarde, y noche), con los estudiantes de secundaria asistiendo en la noche. Sea como sea, las especificaciones locales o nacionales para tamaño de edificio, espacio abierto, número de estudiantes, horas de operación, y otros márgenes, deben ser tomados en cuenta a la hora de asignar el espacio para tales usos.

Las iglesias son otro factor en cuanto a la planificación de usos institucionales dentro del sitio. Por lo menos un espacio adecuado debe ser trazado para tales propósitos dentro del asentamiento, mas si se espera que la gente que ha de mudarse a vivir en las viviendas de la urbanización son de una variedad de creencias. Para este ejercicio, ubique solo una iglesia a lo largo de la calle principal en una intersección, mientras la mayoría de las personas caminarían hasta la iglesia, sería lógics incluir una cantidad de estacionamiento en el espacio en que está localizada.

Otros usos institucionales que pueden ser incluidos son clínicas de salud y centros comunitarios. Quizás usted querría reservar un espacio a lo largo de la calle principal para uno de cada cual. Instalaciones de seguridad pública, tales como policía o bomberos, podrían necesitar espacio si el gobierno local decide que no hay suficiente capacidad en el área circundante para atender la nueva urbanización. Para tomar la decisión en cuanto a colocar espacios para tales necesidades, se requerirá consultar con las oficinas de seguridad pública local.

Residencias y Comercio Vecinal

5.2.4: Mapa de barrio residencial y comercial.

5.2.4: Mapa de barrio residencial y comercial

Las áreas sobrantes a lo largo de las calles residenciales pueden ser destinadas a vivienda. Los patrones exactos de lotes, aunque ya algo dictaminados por los patrones de calles, pueden ser determinados después, pero ya puede usted marcar esas áreas que serían dedicadas para uso residencial. Las decisiones más importantes hasta este punto, están relacionadas con los tipos de unidades residenciales que usted quiere que este terreno incluya. El nivel de accesibilidad que usted quiera alcanzar influiría en gran manera en tamaño de lotes y diseños. La accesibilidad de vivienda también determinará el balance entre viviendas habitadas por los dueños y las de alquiler.

5.2.5: Plan esquinático.

5.2.5: Plan esquinático

La densidad es una decisión importante pero no está directamente relacionada con la accesibilidad ya que algunas zonas urbanizadas de gran densidad pueden igual ser exclusivas, mientras que asentamientos rurales esparcidos pueden ser bajos en densidad así como de vivienda de bajo ingreso. De cualquier manera, si todo lo demás es igual, las casas más caras y grandes tienden a requerir lotes más grandes. Para este proyecto, trate de construir casas más pequeñas para familias únicas con ingresos moderados. Dentro del área urbanizada, construya a una densidad aproximada de 20 unidades por hectárea (un promedio de 500 metros cuadrados de lote y agregando el ancho de la calle por unidad), sin contar las áreas reservadas para usos públicos. Los detalles de frente del lote y el diseño tendrán que esperar el desarrollo del plan esquemático en la sub-sección siguiente.

La única excepción entre los espacios restantes son los usos de comercio vecinal. La mejor oportunidad para incorporar pequeños negocios vecinales de varios tipos se encuentra en el uso de lotes en esquina, en los cuales su ubicación los hace más accesible al tráfico de la calle y de alguna manera más grandes que los lotes a medio bloque. Estos lotes prominentes son, en ambas maneras, menos indicados para residencias y más deseables para atraer la concurrencia, y de esa forma, sacarle ganancia al darle tales usos. Pueden asimismo recomendarse para uso mixto si el urbanizador desea permitir que un solo dueño combine el uso de residencia y tienda por ejemplo, una panadería local con un apartamento compartido. Estas pueden ser concentradas en algunos de las intersecciones restantes a lo largo de la calle principal que no han sido destinadas todavía a parques, escuelas, y otras instalaciones consideradas previamente.

Su plan funcional debe mostrarle la distribución de amplias categorías de uso de tierra sobre su terreno. Este no es un mapa que le mostraría en detalle dónde cada uno de los lotes o edificios serían situados. En cambio, le permitirá a usted visualizar como esos usos se relacionan en general el uno con el otro dentro del sitio. El plan funcional podría también, como parte de un proceso de repetición, permitirle a usted encontrar deficiencias en esas relaciones, en ese caso usted podría reubicar algunas de ellas para obtener un mejor equilibrio de los usos que se encuentran dentro del terreno. Esto resultaría en el plan funcional revisado.

Previa    Siguiente