La Vegetación y la Cubierta Vegetal

Los animales y las plantas son como los pulmones del planeta, circulando continuamente y purificando el aire que nos rodea. Las plantas verdes comprenden más del 99 por ciento de la biomasa terrestre y todo su oxígeno. Sin ellos, no habría vida animal. La vegetación provee madera para construir refugios, comida para nutrición y hábitat para la vida silvestre, filtra el agua, protege contra la erosión del suelo y embellece el ambiente. Las plantas ayudan a organizar el paisaje, proveyendo una estructura para la circulación del agua, los nutrientes, la energía y el oxígeno entre los organismos y su medio ambiente.

A medida que crece la población se incrementa la construcción. Por eso es importante proteger la vegetación por sus numerosas funciones y valores. Usted debe diseñar su sitio teniendo seimpre presente la naturaleza y cuidando de proteger y mejorar la vegetación.

La Matriz del Paisaje, las Parcelas, las Orillas y los Corredores

Como lo define Forman y Godron (1986), un paisaje es "un área de tierra heterogénea compuesta por un grupo de ecosistemas que se repiten a todo lo largo y ancho en formas similares." Los ecosistemas que componen un cierto paisaje, pueden variar en su estructura, función y composición de especies. Cuando se están evaluando, protegiendo y diseñando paisajes saludables para su buen funcionamiento es importante ver tanto el sistema completo como las partes que comprende, tanto en sus estructuras como en sus funciones.

2.5.1: Elementos de la estructura del paisaje.

2.5.1: Elementos de la estructura del paisaje

La vegetación provee numerosas funciones ecológicas, incluyendo la captura, la producción, el reciclaje, el almacenamiento y la elaboración de la energía y los materiales. Para entender un paisaje, es útil analizar con frecuencia sus partes para poder obtener un mayor entendimiento de cómo se relacionan entre sí, y como funciona el paisaje como un todo. Los elementos más comúnmente descritos en el paisaje son: la matriz (el todo), los corredores, las orillas y las parcelas (partes) que hay dentro de él. Juntos proveen y determinan las funciones del paisaje que comprenden un ecosistema que funciona efectivamente (Figura 2.5.1).

La matriz de un paisaje es el tejido que conecta la tierra con el fondo, dentro del cual encajan todos los elementos del paisaje, incluyendo parcelas, orillas, y corredores. La matriz es la porción del paisaje más conectada, compuesta del tipo de vegetación más contigua y predominante.

Debido a sus funciones de conexión, se piensa que la matriz tiene una influencia muy fuerte en el fluir del paisaje, incluyendo los movimientos de energía, materiales y organismos. Cuando la matriz está intacta, los materiales ecológicos y los procesos fluyen sin impedimentos, pero si la matriz está extensivamente fragmentada a través de cortes para hacer caminos, edificios, haciendas y otras construcciones, la integridad del ecosistema puede ser severamente afectada. Un paisaje fragmentado es como un cuerpo sin esqueleto.

El diseño óptimo de un sitio trata de mantener la integridad de la matriz del paisaje para poder sostener la salud del ecosistema entero. Para tener éxito, es necesario identificar los límites naturales determinados por las comunidades de plantas para averiguar hasta donde se pueden llevar los esfuerzos para el manejo de la tierra. Por ejemplo, puede haber una abundancia de cierto tipo de vegetación en una aldea, dando la apariencia a los residentes que esta planta es común, cuando en realidad es la única de esa especie por cientos de kilómetros a la redonda. Si esta vegetación es considerada en una escala pequeña, sólo dentro de los límites de la comunidad, parecerá ser abundante y hasta desechable, provocando que las urbanizaciones la reemplacen. Si se mira desde una perspectiva más amplia del paisaje, esa misma área de vegetación será vista como una parcela poco cumún y extremadamente frágil en un área mayor (la matriz) que está practicamente privada de ella. Entonces, un conocimiento de la matriz, o su estructura conectiva, para cualquier área, depende en gran medida de la escala de referencia, siendo esencial para la protección correcta del paisaje.

Quiere decir que las decisiones del manejo de la tierra deben hacerse basándose en la escala mayor del ecosistema, siempre y cuando sea posible. Las decisiones del paisaje basadas en la escala del ecosistema incorporan a todos los componentes que interactúan en un sistema ecológico, sin importar los límites creados por el hombre, tales como las líneas de propiedad y las jurisdicciones. Por ejemplo, el manejo de las cuencas hidrográficas, que a menudo incluyen tierras dentro de varias jurisdicciones diferentes, se debe enfocar como una perspectiva regional para poder tener éxito en su uso y conservación. De la misma manera, el manejo de los ríos requiere considerar un corredor ribereño entero desde su nacimiento hasta el cuerpo receptor del agua. La planificación exitosa a la escala del ecosistema requiere la cooperación de gobiernos, organizaciones e individuos que tienen la responsabilidad de la mayordomía de la tierra dentro de ese ecosistema.

Las parcelas son áreas de tierra relativamente homogéneas internamente con respecto a la estructura y a la edad vegetativa. Las parcelas son diferentes a la matriz que las rodea. Algunos ejemplos de parcelas son los claros de los paisajes forestados, las tierras pantanosas, las engramadas y los lugares rocosos. En un paisaje más complejo, donde aparentemente no existe una matriz que conecte, los lugares más forestados se pueden considerar como parcelas individuales, separadas generalmente por las barreras constituidas por áreas urbanizadas.

Las parcelas son lo suficientemente grandes para ser sistemas que se auto sostienen y que contienen amplias fuentes para atraer y sostener la vida silvestre. El tamaño será diferente basándose en las especies y pueden extenderse desde unos cientos de metros cuadrados donde se mantienen ciertas especies de tortugas hasta cientos de kilómetros cuadrados como hábitat de aves de rapiña. Sin embargo, a medida que se achicam las parcelas por las construcciones y las oportunidades de entrada y solida a la vida silvestre son eliminadas, dichas parcelas se pueden volver no viables, perdiendo gradualmente su habilidad para sostener la vida. Para el diseño de sitios se debe tener cuidado de no aislar las parcelas de los recursos adyacentes, creando un "efecto de isla"; más bien, las parcelas necesitan mantenerse lo suficientemente grandes para que mantegan sus funciones ecológicas naturales.

Las orillas son fronteras comunes entre los elementos de diferente composición y la estructura de un paisaje. Las orillas de los paisajes pueden actuar como límites entre parcelas distintas o como hábitats importantes en si mismos Una orilla puede actuar como un límite para resistir invasores (químicos o biológicos). Las construcciones extensas que fragmentan la matriz crean una gran cantidad de hábitats de orilla, que pueden tener este efecto sobre ciertas especies, aislándolas de su hábitat mayor y de su población.

Por otro lado, estos mismos límites pueden también ser lugares muy ricos para localizar organismos, y a menudo existe una mayor abundancia y diversidad de especies y fuentes dentro de los hábitats de orilla, un fenómeno conocido como el "efecto de orilla." Los ecólogos reconocen que la orilla representa un tercer sistema, más complejo, que combina elementos de dos o más sistemas adyacentes. En esta frontera común, pueden coexistir especies de ambos sistemas.

Tabla 2.5.1. Estructuras Funciones del Paisaje.

Tabla 2.5.1. Estructuras Funciones del Paisaje

Además, algunas especies se han adaptado específicamente a las características únicas encontradas sólo dentro de la orilla. Las funciones de los elementos del paisaje se muestran en la Tabla 2.5.1.

Con tal de que la orilla provea oportunidades para la difusión y traslación a través de ella, habrá un incremento en la riqueza e interacción de las especies. A veces, el movimiento de las especies y la energía dentro de la orilla es longitudinal, tal es a lo largo de setos vivos en las orillas de los campos, dunas costeras o tierras pantanosas. Debido a que todos los límites tienen profundidades de alguna manera definidas, una "zona protegida" a menudo está definida en la orilla de las tierras pantanosas, los campos y otros tipos importantes de hábitat para proveer mayor claridad y protección a la orilla. Las zonas protegidas pueden también ser usadas a lo largo de las orillas hechas por el hombre. La orilla puede ser mejor conservada cuando se crean zonas protegidas y se restringen los usos de la tierra dentro de ella.

2.5.2: Caracteristicas naturales del paisaje existentes en un sitio.

2.5.2: Caracteristicas naturales del paisaje existentes en un sitio

Debido a su abundante productividad biológica, las orillas benefician tanto a los humanos como a la vida silvestre. El crear y proteger hábitat de orillas puede ser una estrategia beneficiosa de manejo de tierra y las orillas deben ser creadas cuando sea posible en el paisaje, con tal de que su predominio no destruya la integridad y diversidad de las parcelas y matrices adyacentes. Al crear áreas abiertas para cercas y veredas y al manejar vegetación en diferentes etapas de crecimiento, el hábitat de la orilla puede aún ser mantenido. Sin embargo, bajo evalquier circunstancia, deben existir cantidades amplias de áreas contiguas forestadas de manera permanente. El tamaño de estas áreas forestadas afecta directamente el éxito de las especies que viven allí y se debe tener cuidado de proteger la vida silvestre en su región identificando y preservando los requisitos de su hábitat.

Los corredores son elementos del paisaje que conectan parcelas similares a través de matrices disimilares o agregados de parcelas. Un buen ejemplo de un corredor es una zona de un bosque aluvional maduro que conecta las parcelas de un bosque establecido dentro de un sitio. Los corredores son generalmente longitudinales y las áreas o parcelas conectadas por ellos son frecuentemente llamadas nodos. Los corredores, en las urbanizaciones y los paisajes, generalmente facilitan el flujo de diferentes materiales y organismos de un lugar a otro. La efectividad de la función conectora un corredor frecuentemente depende de cuan ancho sea, cuanta orilla existe y de si hay o no disturbios o quiebres a lo largo del mismo.

Ejemplos de corredores hechos por el hombre son los derechos de vía de líneas férreas, líneas de carga, carreteras y otros derechos de vía. Los corredores vegetativos incluyen las riberas de los ríos, setos vivos y líneas de árboles. Los encargados deben tratar de mejorar la conectividad a través del establecimiento de corredores de vegetación.

Veamos ahora, algunos de los beneficios de la vegetación.

Tabla 2.5.2. Cobertores del Suelo de Rápido Crecimiento.

Tabla 2.5.2. Cobertores del Suelo de Rápido Crecimiento

El Rol de la Vegetación en la Estabilización del Suelo y de la Pendiente

La vegetación estabiliza los suelos, reduce las amenazas de la erosión y los deslizamientos que podrían resultar en a la contaminación y la sedimentación de los cuerpos de agua, poniendo en peligro a personas, edificios, propiedades y la destrucción del hábitat.

Las lluvias excesivas y los flujos de las aguas de inundación pueden ser mitigados a través del uso racional de la vegetación, generalmente, las áreas que no están vegetadas sufirán erosiones más rápidamente que aquellas que tienen plantas bien establecidas. En áreas propensas a la erosión tales como zonas de inundación, pendientes empinadas, zonas costeras y sitios de construcción, la vegetación reduce la probabilidad de daños causados por la erosión. Las especies que tienen una estructura de raíces densas y cubren un área amplia de superficie son las más efectivas para hacer más lenta el escurrimiento de la superficie.

2.5.3: Métodos para controlar la erosión.

2.5.3: Métodos para controlar la erosión

Durante las operaciones de construcción, las áreas desoladas deben ser reforestadas de inmediato con cobertores del suelo tales como la grama, enredaderas y hierbas para prevenir la erosión. Una vez que el suelo se haya estabilizado, se pueden sembrar plantas con estructuras de raíces profundas y /o densas, tales como el hibisco, la campanilla, las palmeras de aceite y la caoba que pueden ser plantadas para una estabilidad a largo plazo.

Las plantas también pueden proveer materia orgánica que mejore la fertilidad y la porosidad del suelo, los distribuidores de plantas locales y los propietarios de viveros pueden proporcionar una lista de especies apropiadas para su área. Algunas especies servir para cobertores del suelo de rapido crecimiento están detalladas en la Tabla 2.5.2; estos útiles como plantas de ornamentación están comprendida en la Tabla 2.5.3; y estos con estructuras de raices profudas y/o densas están comprendidas en la Tabla 2.5.4. Algunos métodos para controlar la erosión están en Figura 2.5.3.

El Apoyo de la Vegetación al Hábitat de la Vida Silvestre

Uno de los valores más importantes de la vegetación es el de proporcionar cobertura y comida para la vida silvestre. La mayoría de las veces, el hábitat crítico para la supervivencia de las especies de vida silvestre (por ejemplo, las áreas forestadas, los humedales, los ríos y otros cuerpos de agua) también son los lugares atractivos para construir casas. Los gobiernos, los planificadores profesionales, los diseñadores y la comunidad científica necesitan trabajar juntos para asegurar un equilibrio saludable entre el desarrollo humano y la protección del hábitat de la vida silvestre.

Tabla 2.5.3 Plantas Ornamentales.

Tabla 2.5.3 Plantas Ornamentales

Un objetivo importante para todos los diseñadores de urbanizaciones y proyectos de sitios es el de identificar e implementar las mejores estrategias de protección para el hábitat de la vida silvestre, para poder así mantener una variedad saludable de especies de plantas y animales a través de toda la región. Aesta variedad también se la conoce como conocido como biodiversidad.

Una de las tareas más importantes es la de llevar un inventario del hábitat de vida silvestre y de las especies (aprenderá más a cerca de la biodiversidad en la Sección 2.6). Este inventario se debe utilizar junto con una investigación de la vegetación local para entender cuales áreas del sitio deben de ser protegidas y cuales áreas son aptas para el uso. Es esencial saber qué recursos naturales existen en la propiedad para poder saber como usarla y protegerla apropiadamente (Figura 2.5.2).

Tabla 2.5.4. Plantas Comunes con Raices Profundos.

Tabla 2.5.4. Plantas Comunes con Raices Profundos

El Efecto de la Vegetación en la Calidad del Agua y el Aire.

La vegetación mejora las condiciones de vida de los ambientes urbanos mediante la calidad del agua y el aire. Las plantas filtran tanto el agua como el aire a través de la aceptación y la absorción. A medida que las raíces recogen agua del suelo y la sueltan a la atmósfera mediante la evapotranspiración, muchos contaminantes y patógenos son neutralizados; hay algunas plantas que en realidad pueden convertir en un sitio contaminado en un sitio limpio, a través de este proceso.

2.5.4: "Sombra de Viento."

2.5.4: 'Sombra de Viento'

La fitoremediación es el uso de plantas verdes para sacar los contaminantes de un entorno o volverlos inocuos. Ejemplos especies que pueden ser útiles en la fitoremediación, están en la siguiente la Tabla 2.5.5. Muchas de estas especies crecen bien en los trópicos o tienen plantas de la misma familia que proveen beneficios similares. Si se tiene un sitio contaminado que necesita limpiarse, la fitoremediación puede ser una solución segura y de bajo costo.

La vegetación también protege la calidad del agua mediante la captura escurrimiento de las pluviales, lo que reduce la erosión y permite que los contaminantes sean filtrados antes de llegar a las aguas de los recipientes. Las plantas de las tierras pantanosas filtran la fuga y ayudan a mantener limpias las aguas costeras, además las plantas limpian el aire removiendo las partículas de materia y absorbiendo los contaminantes dentro de las estructuras de las hojas, y al mismo tiempo proveen oxigeno limpio a la atmósfera.

Como se mencionó en la Sección 2.3 acerca del clima, las plantas pueden ser utilizadas para crear condiciones micro climáticas para efectos ambientales y estéticos. Los árboles de grandes sombras por lo general proveen zonas más frescas en áreas de uso público, tales como parques y vecindarios residenciales. La sombra también reduce la evaporación de las fuentes de agua superficial. Las pantallas de protección vegetativas y/o las bermas pueden ser utilizadas para bloquear los vientos, proveyendo una "sombra de viento" que se extiende por una distancia de hasta 20 veces la altura de la pantalla (Figura 2.5.4).

Formas de Proteger la Vegetación

2.5.5: Un plan de siembra.

2.5.5: Un plan de siembra

Las construcciones urbanas y la deforestación son las amenazas principales a las comunidades vegetativas. Los gobiernos y las autoridades de administración de la tierra necesitan protegerla contra los impactos adversos de las construcciones residenciales, comerciales, industriales y recreacionales a través del ontrol de uso de la tierra que proteja los recursos naturales, incluyendo la vegetación. Algunas guías útiles aparecen en la Tabla 2.5.6.

Las pestes, enfermedades y especies invasivas pueden amenazar las comunidades vegetativas. La mejor manera de proteger contra las especies invasivas es mantener la biodiversidad, usando plantas de especies nativas que crecen en el ambiente y tienen requisitos mínimos de agua y fertilizante. El uso de especies no nativas debe evitarse debido a que pueden destruir las especies nativas, volviéndose invasivas y aminorando la biodiversidad de las especies en general. Esta situación puede a su vez permitir que las pestes y las enfermedades tomen fuerza.

Para reducir el riesgo de pestes y enfermedades, el control integrado de pestes y la siemba complementaria son dos métodos naturales que reducen o eliminan la necesidad de herbicidas y pesticidas, los cuales pueden tener efectos negativos financieros, ambientales y de salud pública. La plantación acompañada puede proteger insectos beneficiosos para proveer un control de peste natural. Ellas también pueden contener alcaloides que protegen de los insectos invasores. Por ejemplo, Tanacetum vulgar (el Tansy Común) repele hormigas, moscas y zancudos. El cultivo alternadio de bananas y legumbres es otro ejemplo de plantación complementeria. Las legumbres plantadas como un subsuelo en los sembradíos de bananas le dan nitrógeno al suelo mientras les permiten a los granjeros tener dos cultivos en la misma área de tierra. Maximizar la eficiencia del uso de la tierra de esta manera tiene beneficios económicos claros.

El Uso de la Vegetación para Mejorar la Estética del Paisaje

Tabla 2.5.6. Guías Para el Diseño de Paisajes.

Tabla 2.5.6. Guías Para el Diseño de Paisajes

La colocación racional de la vegetación puede producir efectos estéticos que realcen fuertemente la habitabilidad de un lugar. El diseño del paisaje puede introducir cualidades estéticas tales como el color, la textura, el aroma, la estructura, el humor, la perspectiva, el ritmo y el espacio a un paisaje. La elección de materiales vegetales refleja los alrededores naturales, usando especies nativas de bajo mantenimiento. Las plantas también pueden reducir los impactos de construcción sobre la tierra, a través de sus características visuales de suavidad o de dureza. Un buen diseño de paisaje puede embellecer dramáticamente una área de construcción. (Figura 2.5.5 y Tabla 2.5.3 (arriba)).

Previa    Siguiente