Síntesis de Características Naturales: Ejercicio

Las secciones precedentes han proveído una descripción detallada de varias características naturales o procesos que pueden afectar significativamente el desarrollo de un sitio en particular. Es importante entender que cada una de estas características representan un aspecto singular de un sistema natural completo. Las dinámicas de la superficie y la subsuperficie creadas por la hidrología, geología, vegetación, vida silvestre y el clima se combinan en un juego complejo de procesos conocido como un ecosistema. Dentro de este sistema mayor, cada una de las características individuales desempeña una parte apoyando a las otras y consecuentemente cualquier impacto significativo a una con el tiempo impactará a las otras. El ecosistema es el residuo existente contra el cual todas las decisiones de planificación deben ser pesadas e implementadas. La buena planificación considerará, entonces, no solo cada una de las características individualmente, sino que también sus relaciones entre sí en un contexto mayor.

Cuando nos aproximamos al proceso de planificación desde una perspectiva de ecosistema, es útil tratar de evaluar cada uno de los componentes en términos de las restricciones y las oportunidades potenciales, caracterizando el proceso del desarrollo. Históricamente, ha sido más fácil entender las restricciones de un sitio en particular cuando se han documentado percances ambientales previos. Historias de deslizamientos o de tomar agua contaminada son dos ejemplos de eventos desafortunados que pueden moldear la forma en que pueden ocurrir futuros sitios de desarrollo. Más recientemente, ha habido un éxito considerable en ver a ambos, tanto el potencial de peligros implícito en el uso de la tierra como las oportunidades presentadas por las características naturales de un sitio específico. El aprovechar estas oportunidades puede realzar la capacidad de un sitio para proveer las necesidades básicas, la apariencia estética y la viabilidad económica, al mismo tiempo que respeta la integridad de un sitio y los ecosistemas circundantes.

La consideración de impactos acumulativos es esencial para entender la planificación de un sitio dentro del contexto natural total. No solo debe considerarse los efectos del desarrollo dentro de todo el sistema natural, deben de considerar también los efectos del desarrollo en otros sitios interconectados ecológicamente. Las condiciones climáticas, la hidrología superficial y la del agua subterránea y los hábitats de la vida silvestre generalmente se extienden mucho mas allá de los límites de un sitio en particular y pueden conectar varias aldeas, pueblos y hasta países. La planificación deficiente para un sitio puede impactar el éxito de otros desarrollos por la virtud de esas conexiones. Igualmente de problemático es la mala administración menor por parte de muchas comunidades resultando en un efecto destructor cumulativo en un ecosistema como un todo.

Las siguientes secciones demuestran por ejemplo como puede usted integrar el entendimiento de un ecosistema y sus componentes con la planificación efectiva de un sitio para maximizar el potencial de un proyecto de desarrollo.

Evaluando la Viabilidad de un Sitio

Antes de emprender un proceso de planificación de un sitio, usted debe evaluar la viabilidad fundamental de hacer cualquier desarrollo en el mismo. Ciertas consideraciones ambientales toman prioridad sobre otras ya que ellas pueden impedir cualquier clase de desarrollo. Para poder evaluar la viabilidad, deberá ensamblarse la mejor fuente de información accesible a respecto de un sitio en particular. Esta información es por lo general en la forma de mapas que pueden incluir topográficos del suelo o de cobertura geológica. Los centros de recursos para estos mapas e información relacionada pueden incluir las bibliotecas locales, agencias de gobierno local, regional o nacional, organizaciones no gubernamentales, referencias del Internet, consultores privados y los centros de investigación de las universidades. Los mapas y la información relacionada están siendo generados en Sistemas de Información Geográfica (SIG) en formato digital con una frecuencia que se va incrementando. Estas coberturas basadas en software representan herramientas poderosas de planificación ya que ellas permiten el análisis detallado mediante computadora para una variedad extensa de escalas de desarrollo. En la ausencia de información basada en software o de información digital, información en copias en papel recubiertas de acetato puede ser una manera efectiva para evaluar la viabilidad de un sitio.

Plano Topografico

Plano Topografico

Cuando se aproxima la fase inicial de evaluación de un sitio, debe crearse primero una lista de comprobación de todas las fuentes posibles de información sobre la región. El usar una lista de comprobación de esta naturaleza le asegurará la evaluación más detallada posible y le puede ahorrar tiempo valioso en el proceso de planificación.

A continuación hay un ejemplo hipotético integrando información sobre diferentes características de sitio para una parcela considerada para desarrollo.

Cuando no hay información específica usted puede crear un mapa del sitio dibujando características detalladas en mapas generales pre-existentes. La figura 2.7.1 muestra la cobertura de un mapa básico en Nicaragua con relieve topográfico y algunas características de tierra y agua que podrían servir como la base para mapas de sitios más específicos. De un simple mapa como éste, es posible hacer una evaluación básica relativa a la viabilidad de un sitio.

Una de las características primarias del ambiente discutida en la Sección 2.1 es la topografía general o la pendiente de un sitio potencial para desarrollo. Usando el ejemplo del cálculo es esa sección como una guía, la misma metodología puede ser aplicada con el ejemplo del mapa del sitio en Figura 2.7.1. Al trazar varios puntos en diferentes áreas del mapa, es posible calcular varias pendientes diferentes a través del sitio y determinar si algunas áreas son aptas para el desarrollo. En el caso del ejemplo del sitio, varias porciones caen debajo del 15 por ciento de pendiente y por lo tanto, pueden ser consideradas como áreas potenciales para el desarrollo.

2.7.1: Mapa de cobertura basica de Nicaragua con relieve topográfico y algunas caracteristicas de la tierra y el agua.

Mapa de cobertura basica de Nicaragua con relieve topográfico y algunas caracteristicas de la tierra y el agua

Otras necesidades básicas que contribuyen al análisis de viabilidad incluyen la provisión de agua potable y la capacidad agricola de los suelos en el caso que la comunidad espera cultivar algo de su propia comida.

Aunque las respuestas finales a estas preguntas vendrán necesariamente de una investigación en el sitio, es posible obtener un entendimiento preliminar sólido de la geología del sitio basado en el uso de los suelos o de los mapas geológicos. La Figura 2.7.2 muestra la misma área del sitio que el mapa topográfico, esta vez incluyendo la geología subyacente. Esta cobertura puede ser instrumental en identificar las áreas de suelo inestable o los suministros potenciales de agua potable. La Figura 2.7.3 muestra los suelos superficiales del sitio y pueden ser usados para identificar áreas bien preparadas potencialmente para actividades agrícolas.

2.7.2: Mapa topográfico mostrando la geología subyacente.

2.7.2: Mapa topográfico mostrando la geología subyacente

2.7.3: Un mapa topográfico mostrando suelos superficiales.

2.7.3: Un mapa topográfico mostrando suelos superficiales

Definiendo el Área de Desarrollo

Desde una revisión básica de los dos mapas, el sitio sujeto aparece como potencial para el desarrollo. Hay pendientes apropiadas para la construcción, hidrología que indica la presencia de una posible fuente de suministro de agua potable y suelos que conducen al desarrollo agrícola. En este punto, la planificación se puede volver más específica y detallada y se pueden considerar mas las limitaciones y las oportunidades presentadas por sistemas naturales presentes en el sitio y en la región. Usando los mapas presentados previamente y otras referencias, usted puede ver más de cerca las pendientes, los suelos y las fuentes de agua para empezar a definir las áreas que están mejor preparadas para el desarrollo.

Las limitaciones en las áreas de desarrollo pueden ser delineadas siguiendo el ejercicio sobre pendientes empezado en el análisis de viabilidad. Las líneas del contorno bien apretadas pueden ser eliminadas de una tierra potencialmente desarrollable porque indican claramente condiciones de pendientes potencialmente peligrosas. También se le puede dar mayor consideración a áreas sujetas a inundaciones periódicas como se describen en la Sección 2.4. La topografía a lo largo del lado oeste del río, al igual que los depósitos de lodo y arena a través del área baja mostrada en el mapa de los suelos, indican que estas áreas planas de tierra se inundan cuando eventos de fuertes lluvias hacen que el río se llene temporalmente.

Tomando en cuenta las limitaciones de la zona de inundación y pendientes, otras limitaciones de recursos naturales que se deben de considerar incluyen la cobertura vegetal y la protección del hábitat. Los mapas topográficos básicos normalmente están impresos en colores que se parecen la cobertura vegetal y realzan hábitats particulares como humedales. El Gobierno y los entes de investigación normalmente disponen de este tipo de mapas más detallados de estas características. Entre más detallada sea la información, mejor es el potencial de planificación para el uso óptimo de la tierra. La Figura 2.7.4 muestra el ejemplo de un sitio trazado en un mapa con categorías generales de vegetación delineadas.

2.7.4: Mapa topográfico con categorías de vegetación.

2.7.4: Mapa topográfico con categorías de vegetación

Un área de preocupación primaria incluirá las pendientes forestadas ya que el quitar la vegetación puede crear condiciones para peligrosas erosiones y hasta deslizamientos. La deforestación puede también fragmentar los corredores pre-existentes de vida silvestre, limitando la proporción de animales más grandes y resultando en poblaciones decrecientes.

Otra categoría importante de vegetación es descrita como vegetación de zonas pantanosas adyacente al arroyo en el sitio. Las zonas pantanosas naturalmente proveen muchas ventajas para la planificación de sitios en la forma de diversidad de hábitat, control de inundación y control de contaminación. El alterar áreas que juegan un papel tan vital en los trabajos totales de un ecosistema puede tener impactos no anticipados de largo alcance en el sitio referido y las regiones adyacentes.

Basándose en las características naturales y los procesos considerados arriba, un área viable para el desarrollo puede ser definida. La Figura 2.7.5. muestra como el excluir las áreas de limitaciones naturales dentro del sitio puede ser utilizado para definir los límites de un desarrollo futuro.

2.7.5: Un mapa topográfico mostrando un área viable para el desarrollo.

2.7.5: Un mapa topográfico mostrando un área viable para el desarrollo

Diseñando el Área Designada para Urbanizar

Una vez que la tierra potencialmente desarrollable ha sido identificada, usted se encuentra con el desafío de diseñar el proyecto. Hasta este punto en el proceso de planificación de sitios, dos puntos han sido considerados: si el sitio puede ser desarrollado y donde se lo puede llevar a cabo. Este paso final es para contestar como ocurrirá el desarrollo. Con la consideración de las características naturales y la dinámica ecológica del sitio, otros asuntos más complicados tales como la protección de los suministros de agua, la conservación de la energía y la capacidad de acarreo se empezará a considerar. Puntos mas refinados del diseño tales como la tipología de la vivienda y la densidad serán discutidos en los capítulos siguientes.

Basándose en las ideas presentadas en la Sección 2.4, está claro que la provisión y protección del suministro de agua potable requieren una planificación cuidadosa. Una de las preocupaciones principales es la cantidad de agua. La planificación apropiada del diseño de un sitio o comunidad debe asegurarse de eso, cualquiera que sea el tipo desarrollado de la fuente de suministro del agua, habrá suficiente para todos los usos potenciales. Tanto los usos del presente como de las necesidades de agua del futuro relacionados con el crecimiento de la comunidad deberían ser considerados. El suministro de agua doméstica, agua para las iglesias y escuelas, necesidades de los negocios, irrigación y suministro para el hábitat son ejemplos de usos potenciales que se necesitan considerar.

La región en el mapa del ejemplo puede dar muchas pistas importantes referentes a la mejor manera de proveer agua a cualquier desarrollo propuesto. El suministro de agua superficial solo se puede dar mediante el retiro directo del arroyo a través de desvío o de represas. Tales técnicas son costosas y destruirán mucho del hábitat entero de las zonas pantanosas adyacentes al arroyo. La otra opción sería la de crear un pozo como suministro de agua potable en el sitio. Usando la información proveída en las Secciones 2.2 y 2.4, es posible localizar acuíferos potenciales mediante el uso de un mapa geológico. En el sitio del ejemplo, la mayoría del área está fundamentada en suelos altamente saturables que pueden indicar áreas de buena recarga y la presencia de acuíferos de alta producción (Figura 2.7.6).

2.7.6: Un mapa topográfico mostrando areas de recargo por acuiferas.

2.7.6: Un mapa topográfico mostrando areas de recargo por acuiferas

Con el asunto de la cantidad de agua potencialmente resuelto, el asunto de la calidad sostenida del agua debe ser considerado. Un pozo potencialmente productivo se ubica mejore aguas arriba de cualquier actividad contaminante. El ubicarlo de esta manera ayudará a asegurar que los contaminantes que infiltran el agua freática no viajen hacia el pozo. Una zona de protección de cabeza de pozo, descrita en la Sección 2.4, debe de ser calculada y trazada alrededor del pozo. La actividad del uso de la tierra dentro de la zona de protección de cabeza de pozo debería de estar limitada a esos usos que no generan o sueltan contaminantes peligrosos, biológicos o químicos.

La zona de protección de cabeza de pozo es una de las medidas de planificación preventiva que cabe dentro del concepto más abarcativa de capacidad de carga. Cuando se está diseñando el plan de un sitio de acuerdo a sus características naturales, una parte integral del proceso es determinar el nivel de uso que puede aguantar el sistema natural antes de sufrir efectos dañinos. El nivel del desarrollo al cual ocurren estos efectos es conocido como la capacidad de carga del sitio. Similar a la protección de suministros de agua, la mayoría de las características naturales o de los procesos descritos en las secciones previas mostrará señales notables de tensión en ciertos niveles de desarrollo. Por ejemplo, el equilibrio hidrológico puede ser afectado al alterar la cantidad de recarga en el sitio mediante la creación de superficies impermeables. Los perfiles geológicos y de los suelos pueden ser cambiados significativamente por el uso de rellenos artificiales o por la remoción de cobertura vegetal resultando en erosión o deslizamiento. También los hábitats de todos los tipos pueden sufrir impactos casi inmediatos con la introducción de contaminantes creados por el hombre, la remoción de la vegetación, la introducción de la agricultura o la explotación de peces y de las especies silvestres.

El mapa del ejemplo del sitio ilustra como la capacidad de carga puede ser analizada. No permitiendo desarrollos en zonas pantanosas y en áreas severamente empinadas, se han tomado pasos básicos pero críticos hacia el diseño de un desarrollo sostenible. Aún más, el situar un pozo de agua potable mejorado con su respectiva zona de protección de cabeza de pozo ayudará a asegurar un suministro de agua sostenible. Pero para hablar del asunto de la capacidad de carga para el sistema natural en su totalidad, los otros recursos naturales mencionados en las secciones anteriores también deben ser manejado apropiadamente.

Una manera de tratar muchos de estos puntos simultáneamente para el sitio del ejemplo es volver a considerar la materia de la cobertura vegetal preexistente. Aparte de los controles de erosión e inundación ya mencionados, estas áreas ayudan a sostener niveles importantes de biodiversidad y proveen un microclima conducente a la comodidad humana y a la eficiencia de la energía. Este recurso importante puede ser protegido de la fuga de contaminantes y otros usurpadores no intencionales asociados con el desarrollo al proveer una zona protectora alrededor de las zonas pantanosas en el sitio. Las áreas forestadas también requerirán algún nivel de protección ya que ellas proporcionan corredores necesarios para la vida silvestre, protección natural del sol y de la exposición al viento y la apariencia estética. Simplemente con ver la orientación de la flecha del norte en los mapas dará claves en cuanto al curso del sol y cuales áreas forestadas proveerán los niveles mas altos de protección.

Las Secciones 3, 4, y 5 del manual discutirán como estas consideraciones le darán forma a las metas de la selección el sitio, el desarrollo del sitio y a los asuntos relacionados con el diseño y la construcción.

2.7.7: Nuevo mapa añadido.

2.7.7: Nuevo mapa añadido

Previa    Siguiente